Se ha producido un error en este gadget.

martes, 26 de junio de 2012

Grandes hombres

Esta es la gran historia de Marceau Coutok, un canadiense francofono, que, despues de pasar 20 años matando focas, recapacito y dedico el resto de su vida a la causa del experminio del alce gris.
Su vida no fue facil, su madre Joshepine y sus padres los hermanos Helmutt, Patrick, Richard, Telma y Tobi, el gran danes, se esforzaron en darle una educacion digna, a los dos años de Marceu, cejaron en el intento.
Algo ocurrio en su vida, a la temprana edad de 43 años, Marceu, o como era conocido en el pueblo, ese grandisimo hijo de puta, demostro unas dotes increibles para su edad, sabia manejar el mando a distancia, a lo que toda su famila al unisono, los 85, exclamaron, coño la tele tenia mas de un canal.
Sus hermanos los trillizos Helmett y Rubican, siempre tuvieron claro que seguirian los consejos de Marceu para ser algo en la vida, y lo hicieron, en su celda de la prision de Mikottta Sur hay un cartel que dice, a que mala hora cabron.
A la edad de 68 años, murio, el cuerpo lo encontarron 8 años despues cuando fue a visitarlo su madre, al verlo dijo, este es Marceu, tiene el mando en la mano.
A su entierro acudio toda la aldea abandonada de Chelsister, las palabras del padre Romingan no pudieron ser mas apropiadas “rapidito que tengo un bautizo”.
No tuvo una avenida, ni una calle, pero en su pueblo aun cada noche los vecinos piensan, hijoputa si es que no te merecias ni un bolardo.

Marceau Coutok, un gran hombre.
1972-1354 

  

2 comentarios: